lunes, 3 de agosto de 2015

Consejitos para perder peso



¿Estará dañada la balanza? ¡Qué difícil se nos hace aceptar que hemos engordado! Y más difícil es tomar la decisión de hacer dieta. He escuchado cada excusa en mi consultorio, para justificar la gordura que no las podría enumerar. Hoy voy a darte unos consejitos por si te animas a hacer la dieta de no estar a dieta. Sí, dije bien, la dieta de no estar a dieta.
Una de las cosas que pone a una persona ansiosa cuando se pone a dieta es la dieta. Que si medir, pesar los alimentos, contar las calorías, los gramos de grasa... ¡Uff! un poco tedioso, ¿Verdad? Pues lo ideal es comenzar a hacer modificaciones en tu alimentación paulatinamente y dejar fuera los sentimientos de culpa. No hay nada peor para alguien que desea perder peso que los sentimientos de culpa y de fracaso. Esto los conduce a un círculo vicioso: estoy gordo (a) y me siento deprimido(a), hago dieta y me pongo ansioso(a), como lo que no debía y me siento culpable, entonces como porque me siento fracasado(a), engordo más y me siento deprimido(a) y sigue el círculo vicioso.
Así que voy a darte unas cuantos consejitos para que comiences a modificar un poco tus hábitos alimentarios y comiences el camino hacia la recuperación de un peso saludable.
Lo ideal es visitar a un nutricionista o dietista que pueda darte seguimiento semanal y medir tu progreso. Además, éste profesional ajusta tu alimentación de acuerdo a tus gustos y preferencias y hasta toma en cuenta tu presupuesto, para que lo puedas llevar a cabo.
Si decides no acudir, pues entonces monitorea tu pérdida de peso una vez a la semana o cada dos semanas. Es necesario pesarte en la misma balanza, a la misma hora (aproximadamente) y con la misma cantidad de ropa, para que no haya variaciones a causa de diferencias en estas tres cosas.
En cuanto a tu alimentación puedes comenzar aumentando los alimentos como: frutas y vegetales. Puedes comer lo demás, pero añade por lo menos tres frutas a tu dieta y dos porciones de vegetales al día.
Tomar 8 vasos de 8 onzas de agua al día. Si no eres amante al agua puedes añadirle al agua bebida en polvo de dieta como Cristal light, Tang de dieta, lima o limón, que no tienen calorías y le da mejor sabor al agua.
Disminuye el consumo de carne a 1 ó 2 porciones de tres onzas al día.
Cocina todo sin grasa (no aceite, ni mantequilla, ni margarina, nada de
grasa) Solo "Pam" que es un spray para que no se te peguen los alimentos o cualquier otro spray, sustituto de grasa sin calorías que haya en el mercado.
Desayuna siempre, haz un almuerzo y una cena moderada. Si te da hambre, prefiere frutas o vegetales sin aderezo.
En cuanto a la preparación de los alimentos, las carnes deberán prepararse azadas, a la parrilla, guisadas, al vapor o hervidas. A los alimentos NO deben añadírsele grasas (me refiero a todo tipo de grasa, o sea aceite, margarina, mantequilla, mayonesa, manteca, etc.).
Para guisar o cocinar use las hierbas y condimentos frescos permitidos como ajo, ají, cebolla, orégano, paprika, pimentón, pimienta, pimiento verde, o morrón, vinagre, en cantidad moderada: salsa de tomate, salsa "worcestershire", tabasco, polvo chili, vino de cocinar, salsa picante, albahaca, comino, hoja de laurel, perejil, recao, cantidad moderada: pasta de tomate, adobo sin pimienta, sal.
Seleccione alimentos variados de todos los grupos: farináceos (ejemplos: arroz, viandas, granos, panes); carnes; vegetales; frutas; y leche baja en grasa o yogurt.
Evite comer muy a menudo chocolates, bizcochos, dulces de repostería, galletas dulces, goma de mascar con azúcar, bebidas carbonatadas oscuras como Coca- cola, Pepsi, Cola champange, bebidas alcohólicas, leche condensada, maltas, maví, azúcar blanca o negra, miel de abeja, sirope o almíbar, bombones o dulces,
Use libremente: bebidas carbonatadas dietéticas, agua carbonatada o mineral, agua tónica sin azúcar, "club soda", jugos de limón, tamarindo o parcha frescos y preparados sin azúcar, café negro, té, tés caseros, caldos claros, jugos dietéticos en polvo como tang de dieta o cristal light o té frío con "nutrasweet", lechuga, repollo y caldos claros. Esto viene muy bien para cuando nos da ansiedad.
Espero estos consejitos te sirvan de ayuda, pero créeme es importante que un médico y un nutricionista te den seguimiento. Y por supuesto ejercítate moderadamente. Comienza caminando 10 minutos un día sí y otro no. Cada semana aumenta 5 minutos más, hasta que llegues a 30 minutos. Hacer 30 minutos de ejercicio aeróbico como caminar, correr, correr bicicleta, etc., un día sí y otro no, o tres veces en semana hará mucho por ti.

publicado por: http://www.nutricionpr.org/


Quality Health®porque una excelente calidad de vida es reflejo de tu salud



www.QualityHealth.co   (4) 444-3995 

No hay comentarios:

Publicar un comentario